II Congreso ATSEL: encuentro internacional con el emprendimiento en Trabajo Social

La pasada semana se celebró en Roquetas de Mar el II Congreso Nacional y I Internacional de Trabajo Social en Ejercicio Libre ATSEL. Fue un encuentro único que pude vivir en primera persona donde se combinaron pasión profesional, talento y emprendimiento. A través de está entrada reflexionaré sobre que ha supuesto este encuentro profesional. Pude vivirlo bajo tres prismas distintos: la organización, participante y asistente. Fue todo un reto combinar las responsabilidades que tenía contraídas a nivel organizativo con disfrutar del evento. Aun así tuve algo de tiempo para poder hacerlo.

Organización

Por segunda vez formé parte activa del comité organizador, lo que conllevó sacar adelante las numerosas tareas que tiene este tipo de acontecimiento. La primera edición del evento tuvo lugar en 2017 y os la conté en este post. En esta ocasión estuve encargado especialmente de la presencia digital del Congreso. Llamó la atención y fue muy bien acogida la campaña en la que numerosos profesionales grabaron un video animando a asistir. Esto permitió compartirlos por Facebook en grupos profesionales españoles y de Latinoamérica.  Al evento asistieron hasta 7 nacionalidades distintas. Por otro lado, también formaba parte del grupo liderado por la presidenta Loli Rodríguez y la anfitriona Ángela Montoya que debatía sobre el contenido de las actividades de la programación, ponentes y aspectos importantes del evento.

El lunes ya me encontraba en Almería para ultimar detalles. El martes previo al inicio de la actividad fue especialmente frenético, con los nervios propios del día anterior. Gracias a la colaboración de personas socias de ATSEL dejamos preparado parte del material a entregar para congresistas organizado. También decoramos el Castillo de Santa Ana, el privilegiado emplazamiento cedido para la celebración del evento.

A primeras horas del miércoles, y con pocas horas dormidas, se organizó el primer día de recepción de asistentes. Gracias a la labor de estudiantes de Trabajo Social pudieron recibirse a las personas asistentes en la primera jornada, que suele ser la mas ajetreada. Puesto “a rodar” el Congreso, y con el buen hacer de personas socias que presentaron/moderaron/coordinaron las actividades ya tuve la oportunidad de disfrutar relativamente de la programación. Destaco la Labor de Berta Moneo, Alicia Berlinches, Gema Cámara y Jesús Jiménez que estuvieron ayudando a todo aquello que hizo falta.

Participación

En condición de participante tuve la oportunidad de coordinar varias iniciativas dentro de la programación. Moderé una interesante mesa de dificultades y retos del Trabajo Social en Ejercicio Libre, en la que personas emprendedoras expusieron claves basadas en su experiencia personal y profesional. El formato de intervenciones cortas y de interacciones entre participantes la hizo especialmente participativa.

El mismo jueves tarde expuse mi comunicación “De la vocación a la empresa: sistematización de 3 años de Trabajo Social en Ejercicio libre” en la expuse de forma analítica el proceso de la creación de Jábega Social y los primeros años de actividad. Debo decir que redactar todo este proceso fue un reto por el poco tiempo que disponía por estar en la organización. Hacer la secuencia de hechos y reflexionar sobre mi experiencia me hizo darme cuenta de los errores y aciertos de haber emprendido en Trabajo Social.

Recibimiento del premio accésit de mejores comunicaciones

También se realizó un acto de Networking (práctica del mundo empresarial para dar a conocer empresas) solo con empresas de Trabajo Social, toda una innovación por parte de ATSEL. A través de disertaciones breves de dos minutos expusieron sus principales actividades y especialidades. Permitió a las personas asistentes hacerse una idea de la diversidad de actividades que podemos llevar a cabo. A continuación, en unas carpas instaladas en el exterior, algunas empresas repartieron material publicitario o ofrecieron publicaciones favoreciendo la interacción tu a tu para conocer de forma más cercana a quienes lideran estos proyectos. Fue un acto con una gran acogida por parte del público.

El viernes se celebró la entrega de premios a comunicaciones, en la que se dio a conocer que el jurado había seleccionado la mía como premio accésit. Sobre ella destacaban: “Se valora positivamente el lenguaje ágil y comprensible que facilita la lectura a cualquier público (especialista o no). Se destaca que el tema del trabajo se enfoca hacia una experiencia válida, y le incluye elementos de análisis que deben ser considerados por la academia y el mundo laboral. Por tanto, nos encontramos con un trabajo que supone un aporte significativo y privilegiado al ejercicio libre del Trabajo Social”. Me sigo sintiendo sobrepasado y agradecido ante las palabras que el jurado dedicó a mi humilde aportación.

Asistencia

Ante lo expuesto es evidente que mi presencia a las numerosas intervenciones del Congreso fue muy limitada. De lo poco que pude escuchar destaco la ponencia de Silvia Monge, por su alto nivel de contenido y su gran faceta como comunicadora y el proyecto Woments de Marta Martín. También me gustó especialmente la intervención de Joaquín Sánchez, que con una buena exposición mostro su innovador proyecto de formación Koios. A nivel internacional me agradaron las intervenciones de Mª Antonieta Quijada en la mesa redonda de experiencias, y Ana Ligia en la mesa redonda de retos y dificultades del Trabajo Social en Ejercicio Libre.

En las mesas institucionales me gustaron las disertaciones de Gabriel Amat (alcalde de Roquetas) haciendo un sincero reconocimiento a la labor del Trabajo Social y las palabras que Encarna Peláez (presidenta del Colegio de Almería) tuvo para el ejercicio libre, resaltando la necesidad de adaptar el colegio para facilitar la atención a personas que deseen emprender en Trabajo Social. Fueron también alentadoras las palabras que se tuvieron para avanzar en la teorización y conocimiento del Ejercicio Libre, y la necesidad de darlo a conocer en la enseñanza universitaria.

En las comidas y cenas, dentro de un ambiente mas distendido, tuve la oportunidad de conocer a grandes colegas de profesión, compartir experiencias y hablar de nuestros proyectos. Estas interacciones personales fueron una forma de desconectar del estrés de organización y disfrutar conversaciones con personas con mismas inquietudes y vivencias.

Conclusiones

La apuesta de ATSEL por reunir a profesionales a nivel internacional fue todo un éxito para reforzar la realidad que supone el ejercicio libre. Las palabras que más salieron fueron pasión profesional, constancia y excelencia. Exponer ante el auditorio las experiencias de personas valientes que dieron el salto emprendedor ha permitido que se nos conozca mejor, y sobre todo poder animar a los demás a que se atrevan hacer realidad su proyecto. El estrés de estos días ha merecido la pena solo por poder vivir este encuentro profesional que vuelve a marcar un hito en la historia del Trabajo Social.

Javier Espinosa
Javier Espinosa
Fundador de Jábega Social. Me define mi fuerte vocación por el Trabajo Social y la pasión por lo que hago. Desde mi empresa ayudo a impulsar el bienestar social de las personas.

2 Comments

  1. Sandra dice:

    Como bien dices compañero, fueron días entrañables en el que tuvimos la oportunidad de conocer grandes proyectos.

    • María Antonieta Quijada Sandoval dice:

      Gracias por tan completa sistematización de tan hermoso encuentro internacional, disfruté cada momento, agradezco la mención, admiro que con tu juventud seas tan exitoso y el amor por el Trabajo Social que evidencias en cada momento.
      Felicitaciones al equipo organizador, es un Congreso para recordar y llevar siempre en el corazón , fui testigo del enorme trabajo y del cariño que pusieron en él.
      Un abrazo desde Chile!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.