Intercambio emprendedor #INNPACTA

Hoy voy a contaros una gran experiencia que tuve la suerte de vivir la semana pasada y cuyas pinceladas compartí por redes sociales. Me refiero al programa de formación #INNPACTA en emprendimiento e innovación social que recibieron un grupo de 15 jóvenes venidos de la República Dominicana organizado por el Organismo Internacional de la Juventud (OIJ) aquí en Málaga en las instalaciones de La Noria.

Recibí la información sobre el evento y debo confesaros que estuve a punto de no ir por motivos laborales. De haber tomado esa decisión me habría privado de una de las grandes experiencias que he tenido como emprendedor. En la inauguración del lunes pude asistir a las primeras charlas en las que pude profundizar sobre el impacto social en los jóvenes y nuevas iniciativas de emprendimiento social. Al escuchar las intervenciones de los compañeros dominicanos vi enseguida el potencial del grupo #INNPACTA. En el café networking compartí experiencias con algunos de ellos y me quedé con ganas de conocer sus proyectos y experiencias vitales. Era una ocasión única que quería aprovechar.

Participación como Jábega Social

El miércoles asistí como invitado para explicar el concepto de empresa de Jábega Social como buena práctica en emprendimiento social. En este caso tuve la oportunidad de darme a conocer y compartir con ellos a lo que me dedico. Se sorprendieron cuando les comentaba la dura realidad de nuestro sector y cómo a través de lo privado también se puede trabajar por el bienestar de las personas. Expliqué mi función como proveedor social de entidades, empresas, colectivos y particulares que necesitan incidir en un cambio social y mi rol de facilitador para desarrollar proyectos, formación o RSC, acciones adecuadas a las necesidades que me soliciten. Respondí a la pregunta que me suelen formular de: ¿Qué puede hacer un trabajador social por ti o tu entidad?

Tuve tiempo de hablar que no era un caso único ya que sigo la senda de otras compañeras que optaron por crear su empresa y hoy forman parte de ATSEL, asociación a nivel nacional de Trabajo Social emprendedor a la que pertenezco.

Empresas dominicanas

Tras el feed-back positivo de mi intervención pudimos hablar distendidamente en la cena sobre cada uno de sus proyectos ganadores de este programa #INNPACTA. Me soprendió como a edades tan tempranas lideran empresas exitosas en su país sin dejar de lado el impacto social positivo. De ellos destaco a Miss Rizos, una bloguera que defiende la naturalidad de los rizos en el cabello ya que allí esta visto como algo descuidado/desarreglado cuando en realidad un alto porcentaje de mujeres lo tiene así de nacimiento y se ven obligadas a utilizar productos abrasivos para alisarlo. De manera transversal lo utiliza como argumento para empoderar a las mujeres en ser ellas mismas y defender el feminismo.

También me llamaron la atención compañeros como José Mercedes (ARJOSEFF) o Cinthia Ramírez (CINTHRA DISEÑO) que son arquitectos con empresas propias que conjugan la construcción con la dinamización del entorno y la ayuda social a colectivos vulnerables. En el caso de Rosa Pérez cuenta con una consultoría (RMPM Group) con una fuerte RSC y especialización en ongs. Podría seguir así hasta 15 pero quería haceros una breve mención de todo el talento que he encontrado.

Reflexiones finales

Todos ellos son un gran espejo donde mirarse. Son jóvenes (algunos más que yo) y han llevado al éxito iniciativas propias sin olvidar su entorno e impacto en su comunidad. Algunos tienen el doble mérito de haberlo hecho en zonas con más dificultades económicas y en las que no se apoya tanto el emprendimiento. Compartir conversación con ellos ha sido una experiencia única y transformadora que me ha reforzado de sobremanera. Cuando los despedí el viernes lo hice con una gran emoción de conocer personas que han creído en sí mismas y a través de la constancia han logrado sus sueños. Los integrantes de #INNPACTA son ejemplos para muchos.

Sus reflexiones me han hecho pensar en mi propia experiencia y en cómo mejorar los servicios que ofrezco. Emprender no es un camino fácil, pero experiencias como esta son recompensas que bien merecen la pena. Aprender de otras zonas y formas de ver la vida es algo enriquecedor a todos los niveles. He podido enseñarle cosas de mi tierra y me quedado con ganas de conocer la suya. En los huecos horarios que pude estar con ellos me sentí como uno más y me quedo con grandes amigos a los que espero ver en el futuro, porque el contacto pienso mantenerlo por redes sociales.

Gracias por vuestra generosidad y cariño ¡¡Aquí me tenéis para lo que necesitéis!!

#INNPACTA #DOMINICANAINNPACTA

 

Javier Espinosa
Javier Espinosa
Fundador de Jábega Social. Me define mi fuerte vocación por el Trabajo Social y la pasión por lo que hago. Desde mi empresa ayudo a impulsar el bienestar social de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *