¿Cómo prevenir el abuso sexual infantil?

Hoy, como cada miércoles os traigo una nueva entrada sobre un tema de triste actualidad. En otras ocasiones os habla de bullying y alcoholismo en la adolescencia para mostraros las claves para comprender y detectar estas problemáticas.Hoy voy a tratar un tema complejo ya que tecientemente he podido leer en los medios diversas noticias que tratan sobre un denominador común: el abuso sexual infantil. Este fenómeno podríamos calificarlo como un fantasma al que los adultos temen pero ante el cual no saben qué pueden hacer ¿Cómo yo como madre/padre voy a ser capaz de parar una conducta que no depende de mí? ¿Cómo prevenir el abuso sexual infantil?

Para situarnos y delimitar el fenómeno siempre conviene leer una breve definición que nos ayuda a diferenciar lo que es un abuso sexual infantil y lo que no:

“Contactos  e  interacciones  entre  un  niño  y  un  adulto  cuando  el  adulto   (agresor)   usa   al   niño   para   estimularse sexualmente  él  mismo,  al  niño    o  a  otra  persona.  El abuso  sexual  puede  ser  también  cometido  por  una persona   menor   de   18   años   cuándo   esta   es significativamente  mayor  que  el  niño  (víctima)  o cuando  el  agresor  está  en  una  posición  de  poder  o control sobre otro.” National Center of Child Abuse and Neglect (1978)

Esta definición especifica claramente cómo el abuso se contextualiza en una situación en la que el agresor se encuentra en un rol de control y poder superior respecto a la víctima, independientemente de que el agresor haya cumplido los 18. Este complejo asunto suele tener unas características bastante definidas (Save the children, 2001).

  • El abuso se produce casi siempre por parte de familiares directos y personas cercanas que se han ganado su confianza.
  • Los agresores suelen ser mayoritariamente hombres.
  • Las víctimas son niños y niñas por igual.
  • Un 20% de personas ha sufrido alguna vez en su infancia abusos sexuales.
  • Los agresores no tienen por qué ser perturbados psicológicos.
  • Los menores no verbalizan lo sufren y sus consecuencias son debastadoras.
  • El abuso suele ser continuado en el tiempo.

Si es un problema tan común ¿Por qué no se visibiliza más?

El silencio es el gran aliado de este fenómeno. En un estudio que leí hace años (cuyo título no recuerdo) una de las conclusiones resaltaba cómo el agresor no llegaba siquiera a amenazar a los menores para que no lo contaran. Muchos de estos abusadores no llegaban a decirle nada la víctima o simplemente les bastaba con decir “esto queda entre nosotros”.

¿Por qué los niños no lo contaban si no tenían esa presión y miedo de una amenaza? Por que no son conscientes de los que les está ocurriendo. Si nadie les ha explicado ciartos conceptos sobre intimidad, sexualidad y abuso son incapaces de comprender y asimilar el por qué de la situación. Su confusión se convierte en frustación culpabilidad y tristeza que se va asentando con el tiempo. En uno de los reportajes de Salvados era escalofriante escuchar el sentimiento de culpa que arrastraban las víctimas qué, muchos años después, decidieron contarlo. El protagonista en concreto de este reportaje llegó a entrar en un psiquiátrico por la presión que le suponía no verbalizar todo lo que le había ocurrido y el lastre que supuso durante gran parte de su vida.

¿Cómo prevenir el abuso sexual infantil?

La respuesta está en el conocimiento del menor sobre el abuso sexual. Cuando los adultos tratamos cualquier tema relacionado con la sexualidad nos da más vergüenza a nosotros mismo que a los niños establecer esta conversación. No importa la edad, hay cosas que debemos enseñarles con lenguaje adaptado. Un menor nunca sabrá que está siendo acosado si nadie le explica estas claves:

  1. Sus cuerpos sólo les pertenecen a ellos mismos y tienen derecho a decirles que NO a cualquier persona que quiera tocárselo. Hay que especificar cuáles son estas partes íntimas sin pudor y con toda naturalidad, pudiendo valernos de dibujos. Conviene explicar las excepciones  de adultos que tocan estas partes como son el médico en la consulta, o cuando les ayudamos a bañarse o vestirse.
  2. Hay que hacer hincapié en que estos abusos suelen venir de familiares o cercanos que “les quieran” y poner en relieve que, cuando le generen rechazo, rareza o tristeza siempre deben decir que no y nos lo cuenten.
  3. Explicarles la diferencia entre una caria de cariño y una sexual.
  4. Debemos dejarles claro que aunque los abusadores personas a quien deben hacerles caso (profesor, entrenador etc.) nunca deben traspasar ciertos límites. Ante la duda que nos pregunten.
  5. La comunicación es clave. Ni si quiera en casos de buenas relaciones de padres-hijos nos aseguramos que nos lo vayan a contar. Pueden estar coaccionados por el agresor y debemos hacerles saber que nos lo cuentan nosotros los vamos a proteger.
  6. Sacarles el tema y ver su reacción de miedo o nerviosismo puede ponernos alerta.
  7. Contarlo no es ser un chivato. Muchos niños tienen miedo y guardan el secreto para no chivarse y debemos dejarle claro que cuando algo les daña a ellos o a otra persona siempre deben decirlo porque es algo injusto que no deben soportar. Para adaptar el mensaje a los más pequeños podemos decirles que hay secretos buenos y secretos malos.
  8. Hablar sin tabúes sobre sexualidad (siempre adaptándonos a la edad) les hace ser conscientes de qué es y su derecho a decir que no

No hay edad específica para comenzar hablar del tema, pero sobre las partes del cuerpo íntimas se puede mostrar desde los 3 años. Os dejo estas guías de Save the Children y otra de PAICABI para profundizar sobre el tema. Para poder detectarlo en caso de que se esté produciendo os puede ayudar esta entrada.

Desgraciadamente el pudor mal entendido hace que no hablemos con los niños sobre sus cuerpos, la sexualidad y  los abusos para poder ponerlos en alerta sobre una situación que muchos sufren. Es clave hacer llegar a las Aulas este mensaje para prevenir de forma contundente el abuso sexual infantil, un trabajo que actualmente no se está realizando en casi ningñun centro educativo. Desde Jábega Social estoy diseñando formación para colegios, entidades y madres/padres que quieran profundizar en el tema.

Bibliografía

http://www.psykhe.cl/index.php/psykhe/article/viewFile/443/422

http://paicabi.cl/web/wp-content/uploads/2012/11/guia_basica_ong_paicabi.pdf

https://www.bebesymas.com/libros-para-madres-y-padres/la-regla-de-kiko-cinco-consejos-para-proteger-a-los-ninos-contra-el-abuso-sexual

https://www.savethechildren.es/sites/default/files/imce/docs/manual_abuso_sexual.pdf

Javier Espinosa
Javier Espinosa
Fundador de Jábega Social. Me define mi fuerte vocación por el Trabajo Social y la pasión por lo que hago. Desde mi empresa ayudo a impulsar el bienestar social de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *