Aniversario de Jábega Social

Jábega Social está de aniversario. Hace unos días se cumplió un año desde el lanzamiento  de la web y puesta en marcha de la empresa, y es buen momento para hacer balance.  Voy a echar la mirada atrás para ver el camino recorrido, y compartir con vosotros lo que ha supuesto la creación de esta iniciativa profesional.

Los preparativos

Jábega Social se gesta entre finales del 2015 y septiembre de 2016. Tras planteamientos iniciales y una fuerte convicción por crear mi propia empresa viajo hasta Talavera de la Reina, a un foro sobre ejercicio libre de la profesión. Allí pude conocer compañeros que ya habían dado el paso y ejercían por su cuenta, y me cargué de motivación y conocimiento específico para comenzar la base de mi entidad. Siempre tuve claro la convicción por la que lo hacía, mi pasión por el trabajo social, y que mi valor añadido sería precisamente ese, la creencia en la efectividad de nuestro trabajo como medio de cambio social.

Mi fuerte vinculación y formación con el trabajo específico con menores, jóvenes y familias hizo que diseñara servicios precisamente destinados a estos colectivos sin dejar de lado los demás. Participar del proceso de educación y crecimiento de menores, especialmente cuando se presentan dificultades, es una labor que siempre he ejercido con orgullo y especial motivación.

Encargué mi web, el logo y tarjetas (estas dos últimas al compañero Israel Hergón) y diseñé el plan de empresa. Los días antes del  lanzamiento contemplaba ese vacío que hay que saltar al tomar la decisión, pero con el convencimiento de que merecía la pena hacerlo para poder vivir esta aventura que es emprender.

El inicio

Comenzar con la empresa en los primeros meses no fue fácil. Cuando comienzas a trabajar en labores como contabilidad, marketing o búsqueda de clientes en las que no estás especializado descubres que son lagunas que hay que cubrir. En las primeras visitas percibí bastante interés por los servicios que ofrecía, aunque no dejara de extrañarles el ver un trabajador social ofreciendo un servicio privado.

La constancia y esfuerzo hizo que llegara mi primer trabajo tras una temporada. Al tiempo llegaron otros más y comenzaba a recoger los frutos. La sensación de trabajar en lo que uno quiere, y hacerlo a demás a través de una iniciativa propia me empezó a dejar un gran sabor de boca. De este periodo destaco la formación en la Universidad de Granada o Helsinky España que os relaté en estas entradas. También me llegaron otros trabajos realizando talleres y formaciones destinados en gran parte a jóvenes como colaborador de Veravitas

Estos inicios coincidieron con una de las grandes aportaciones en las que trabaje a destajo: la organización del I Congreso de emprendimiento en Trabajo Social ATSEL como parte del comité organizador. El duro trabajo bien mereció la pena por el éxito del evento y la buena respuesta de público. Se constituyó como un punto de encuentro histórico de la profesión al ser el primer Congreso dedicado específicamente al tema y una forma de reivindicar esta forma de ejercicio libre. Aportar con mi trabajo a la realización del evento fue todo un reto del que estoy más que satisfecho.

La investigación científica también ha ocupado un lugar importante en mi empresa. En mayo presenté en Bilbao una comunicación sobre el rol del Trabajo Social en la Violencia Filio-parental (que supone el inicio de futuras publicaciones) y en unos días viajo a Mérida presentar la comunicación “Emprender en Trabajo Social” en la que desgrano esta realidad que sigue siendo bastante desconocida y mi experiencia tras este año. A esto le sumo la publicación constante de entradas en el blog en las que visibilizo mi visión y experiencia en diversos temas que podéis consultar en la barra de la derecha.

Presente y futuro

En la actualidad me encuentro realizando diversos trabajos, todos relacionados con el trabajo social, como un peritaje de custodia o la organización de una formación sobre innovación social en la que podéis inscribiros pinchando aquí. También tengo otros acuerdos pendientes de cerrar  con entidades, además de seguir abriendo camino con la búsqueda de clientes. Están planteadas nuevas líneas estratégicas que se sumaran a los actuales trabajos que ya realizo.

Debo de confesaros que tuve que retrasar la publicación de esta entrada por falta de tiempo debido al trabajo, lo que es una gran noticia. Mi valoración es que a pesar de la dureza de los inicios, y las horas que hay que invertir en esto merece la pena para ejercer en lo que considero mi pasión. Es una gran sensación poder ganarse la vida ayudando profesionalmente a las personas y trabajando por su bienestar. También me ha servido para conocer a muchas personas que me han echado una mano, a las que desde aquí les dedico esta entrada.

El año ha pasado muy rápido pero ha sido fructífero a todos los niveles. Las vivencias que regala emprender con sacrificio y mucho trabajo están siendo muy enriquecedoras y me alentan a seguir remando en este barco de impacto social llamado Jábega Social.

Javier Espinosa
Javier Espinosa

Trabajador social emprendedor fundador de Jábega Social, empresa dedicada a la prestación de respuestas de impacto social con alta especialización en menores, jóvenes y familias. Diseño y ejecución de proyectos sociales, formación, RSC, intervención padres/hijos y peritajes sociales.

1 Comment

  1. Almudena dice:

    Es estupendo Javi, creo que has conseguido incluso tener tu propio estilo que no es nada fácil. Un abrazo desde Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *